Como medir los resultados de una campaña digital en una empresa bancaria

Toda empresa debe saber cómo gestionar los datos y transformarlos en actividades rentables. Por ello, es fundamental desarrollar y aplicar estrategias exitosas que se adapten a las necesidades cambiantes de los clientes.

El impacto financiero de los distintos proyectos es fundamental en el negocio bancario. Por ello, cada acción digital debe estar bien fundamentada en objetivos y cuantificada mediante KPI para la toma de decisiones.

Características de los KPIs

Los KPI (Key Performance Indications) son indicadores que permiten evaluar la eficacia de una acción concreta. El número de conversiones, el número de visitas a una página o el número de páginas introducidas son ejemplos de ello.

Esto es necesario para que una campaña tenga un tamaño y una amplitud reales, de modo que pueda ser supervisada y gestionada adecuadamente.

  • Sesiones innumerables

Es una estadística que nos va permitir examinar la actividad en una página web o de aterrizaje que incluye un formulario. Si el sitio se actualiza constantemente, distribuye material de alta calidad, como un blog, o es una empresa en crecimiento, es probable que el número aumente.

Este componente es importante en una campaña digital, ya que muestra el número de sesiones en lugar del número de visitantes, porque una misma persona puede acceder muchas veces. Sin embargo, como veremos más adelante, debe utilizarse junto con otros KPI para obtener una imagen clara del rendimiento de la estrategia.

  • El número total de contactos realizados

Nos permiten ver cuántas personas han rellenado un formulario para solicitar información sobre un producto financiero o para descargar un contenido. Esto te va a permitir mantener el contacto con ellos hasta que tomen una decisión y se conviertan en clientes.

  • El precio por lead

Cuando se trata del número de clientes potenciales creados, es fundamental tener en cuenta el coste por cliente potencial (CPL). Así podrá descubrir formas de mejorar sus esfuerzos de marketing y la gestión del presupuesto.

  • Tasa de conversión

La tasa de conversión es una de las variables más significativas a tener en cuenta a la hora de crear un presupuesto, al igual que el CPL. Se puede alterar la inversión y así potenciar la rentabilidad de la estrategia si mantenemos este gasto bajo control.

Se puede conseguir una alta tasa de conversión utilizando llamadas a la acción y un diseño atractivo que represente los beneficios del usuario. Divida el número de conversiones entre el número de visitas para llegar a esta cifra.

  • Coste de adquisición de un cliente

Este KPI, también conocido como CAC, mide la cantidad de dinero gastada hasta que un cliente compra uno de sus artículos. Divida la inversión por el número de nuevos clientes para obtener esta cantidad.

Esta métrica te ayuda a determinar si un  método de adquisición de clientes merece la pena. Si su CAC es más alto que el gasto típico, sugiere que está pagando más dinero para captar un cliente del que gastará en la transacción.